• ABACO

La reunión sobre la iniciativa SAVE FOOD revela las abundantes oportunidades dentro del sector priva



El resplandeciente recinto de la sede central de Nestlé a orillas del lago de Ginebra fue el lugar de celebración de la 4.a reunión anual de la iniciativa SAVE FOOD, que se celebró el 12 de mayo en Vevey (Suiza). Más de cien participantes de la comunidad del desarrollo internacional, la industria de envasado y la sociedad civil se reunieron en torno a los temas de la Colaboración entre el sector público y privado e Iniciativas empresariales e innovación a fin de explorar los avances y oportunidades en los ámbitos regional y mundial encaminados a combatir el flagelo de las pérdidas y el desperdicio de alimentos.

En 2011, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y Messe Düsseldorf, en colaboración con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), presentaron la iniciativa conjunta SAVE FOOD. Este proyecto está diseñado para construir sinergias y fomentar la colaboración entre los diversos actores mundiales que trabajan para proteger los recursos de alimentos. La reunión anual de SAVE FOOD, organizada por Messe Düsseldorf en los años entre la exposición Interpack de envasado, es una oportunidad para que los socios expliquen en detalle su trabajo y experiencias de aprendizaje, establezcan contactos entre actores de la industria con ideas afines y exploren posibles colaboraciones en un ambiente centrado en la prevención de las pérdidas y el desperdicio de alimentos.

La reunión hizo hincapié en el papel de las políticas de las empresas en la reducción del desperdicio de alimentos durante la producción y la distribución. Nestlé compartió un compromiso con plazos concretos para eliminar el desperdicio de alimentos introduciendo un flujo de residuos en las fábricas y centros de distribución antes de 2020. Durante los últimos diez años, la empresa multinacional con sede en Suiza ha conseguido disminuir a la mitad la cantidad de desperdicios para eliminación generados en sus fábricas. La empresa ha impulsado una serie de herramientas para el desperdicio cero que guía a la dirección de las fábricas respecto a los mejores enfoques para reducir el desperdicio.

La Red Mundial de Bancos de Alimentos, una red que reúne a bancos de alimentos de todo el mundo, también anunció sus planes para desarrollar una “serie de instrumentos de buenas prácticas” para la donación de alimentos, enfatizando la inocuidad alimentaria y la protección de marca.

Tetra Pak, una empresa multinacional de envasado y elaboración alimentaria que desarrolla soluciones de envasado orientadas a países en desarrollo, también reveló su enfoque “ahondando en la pirámide”, cuyo fin es ofrecer a elaboradores agroindustriales de tamaño más pequeño soluciones de envasado inocuas y a menor costo. Hermant Krashak, director de producto de la empresa, afirmó que su empresa estaba ahora más comprometida a vincular a las empresas en pequeña escala que proveen a comunidades en las áreas rurales profundas.

Marc-Peter Zander, de XCOM GmbH Africa, presentó ejemplos de mejores prácticas en la cadena de valor del mango en Kenya, destacando los éxitos del Proyecto del Mango de SAVE FOOD en el este de África. En su presentación demostró cómo el enfoque basado en el mercado de la iniciativa ha beneficiado a numerosos actores en la cadena de valor del mango, desde agricultores a consumidores.

El sector comercial también estuvo bien representado. Thomas Pocher, de E. Leclerc, una organización formada por dueños de tiendas independientes en el norte de Francia, habló del papel transformador que pueden tener los comercios en la reducción del desperdicio de alimentos al nivel tanto del vendedor como del consumidor. Así, mencionó sus propias tiendas como ejemplo, señalando la amplia disminución en el desperdicio de alimentos y la motivación renovada de su personal ahora que redistribuían los alimentos en lugar de tirarlos. Pocher describió el cambio a la redistribución como una revolución en la moral laboral de sus trabajadores.

Industrias McCain, una empresa de elaboración canadiense y uno de los mayores productores mundiales de papas fritas, también presentó un estudio de caso de su programa Bon et Bien (Bueno y Bien). De acuerdo a este programa, se contratan personas en el paro para cosechar cultivos abandonados en el campo y en los huertos para transformarlos en productos tales como sopas y batidos. Esta iniciativa ejemplifica las asociaciones entre múltiples partes interesadas, con cooperación de las tiendas E. Leclerc (a quien se venden los alimentos) y la empresa de contratación Randstad.

SAVE FOOD y la empresa con sede en Bolonia Industria Macchine Automatiche S.p.A (IMA), líder mundial en el diseño y fabricación de máquinas automáticas para el envasado, anunciaron un plan para crear un grupo de envasado sostenible de alimentos en Emilia Romagna (Italia). Según este acuerdo, IMA proporcionará financiación para desarrollar un centro donde se investigará sobre tecnologías y soluciones de envasado sostenibles y adecuadas y se proporcionará capacitación a empresarios. FAO SAVE FOOD proporcionará guía técnica para el establecimiento del centro y sus operaciones.

El moderador del evento, Eamonn Bates, entrevistó al coordinador del programa SAVE FOOD, Robert van Otterdijk, acerca de los objetivos del programa SAVE FOOD. El coordinador proporcionó una amplia descripción del programa y abrió la puerta a las asociaciones. Asimismo, exploró el amplio rango de oportunidades de colaboración directa con el sector privado con objeto de llevar a cabo actividades y poner en práctica proyectos.

La reunión de un día se cerró con un panel de discusión sobre “Aprendizajes, ideas y oportunidades para reducir aún más el desperdicio de alimentos en la cadena de suministro”. Durante el animado debate, los participantes compartieron ideas sobre cómo cambiar el comportamiento de los consumidores y cómo apoyar a las empresas en pequeña escala que están trabajando para reducir el desperdicio de alimentos.

Los miembros del panel previnieron sobre atacar a los consumidores, y optaron en su lugar por empoderarlos mediante propuestas creativas tales como recetas y aplicaciones para reducir el desperdicio de alimentos. También se subrayó la importancia de concienciar a los niños desde edades tempranas.

Marcela Villareal, directora de la Oficina de Asociaciones de la FAO, destacó en su discurso ante la audiencia en Vevey que “Solo un enfoque holístico que abarque toda la cadena de valor e involucre a productores, la industria los encargados de elaborar políticas y la sociedad civil puede progresar de forma significativa para garantizar que los alimentos se traten y utilicen de forma más eficiente en el futuro.”

Fuente

#fao #savefood

1 vista

DIRECCIÓN: Calle 19B # 32-87  / EMAIL: comunicaciones@abaco.org.co  /  

CELULAR: (+57) 313 245 7978 -Bogotá - Colombia

  • Facebook icono social
  • Twitter
  • Instagram
  • YouTube