• ABACO

AYUDAR A OTROS, ALIMENTA EL CORAZÓN



Hemos de responder al imperativo de que el acceso

al alimento necesario es un derecho de todos,

¡un derecho que no admite exclusiones!

-Papa Francisco-

Saber que 800 millones de personas alrededor del mundo padecen hambre, que el 45% de las muertes infantiles están relacionadas con la desnutrición y que el hambre mata a más personas cada año que la malaria, la tuberculosis y el SIDA juntos, tiene que hacernos reaccionar.

No podemos vivir de espaldas a una realidad tan dura y mucho menos continuar con una actitud pasiva frente a un problema tan serio como este.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura promueve la celebración del Día Mundial de la Alimentación cada 16 de octubre. La idea es sensibilizar a la sociedad para que se comprometa a hacer algo por quienes padecen hambre y de esa forma garantizar la seguridad alimentaria de los grupos vulnerables, hasta alcanzar la meta de #HambreCero en 2030.

BANCO DE ALIMENTOS EN EL ATLÁNTICO

En Barranquilla tenemos el Banco de Alimentos que atiende a 48 mil personas de 18 municipios del Departamento del Atlántico. De esa población, el 48% es infantil, el 30% adultos mayores y el porcentaje restante son familias en extrema pobreza. El Banco administra productos no conformes* de las empresas que deciden donarlos para evitar que se destruyan o se desperdicien.

La directora del Programa Banco de Alimentos de la Arquidiócesis de Barranquilla, Rebeca Badillo, cuenta con un equipo de trabajo de 78 personas, entre empleados (20) y voluntarios, que se encargan de garantizar que los alimentos donados se almacenen de manera apropiada y se distribuyan a las organizaciones beneficiarias, que en este momento son 229.

El trabajo del Banco no termina con la entrega de los alimentos, pues se hace un seguimiento al destino de las donaciones y al desarrollo organizacional y cumplimiento de objeto social de las instituciones beneficiarias. De hecho se les brinda acompañamiento, orientándolas para que generen un modelo de autosostenibilidad, que les permita mantener los fondos con los que adquieren los productos en el Banco y puedan atender a sus comunidades.

Las organizaciones beneficiarias atienden comedores infantiles, programas de madres lactantes o comedores de tercera edad y para vincularse al programa del Banco de Alimentos deben cumplir unos requisitos y firmar un acta de compromiso.

CÓMO AYUDAR

El Programa Banco de Alimentos necesita del apoyo de todos. Además de donaciones de alimentos, también acepta aportes en dinero a través de bonos o planes padrino (que permiten mantener comedores comunitarios), donación de tiempo (voluntarios) y de conocimiento (estudiantes que ayuden a formular proyectos para gestionar recursos a nivel nacional e internacional y a adelantar investigaciones).

Un momento de reflexión, ponernos en los zapatos del otro, ser responsables socialmente, tocarnos el corazón y tomar la decisión de actuar, es lo único que necesitamos para empezar a apoyar organizaciones que, como en este caso, defienden el derecho básico a la alimentación.

MAYOR INFORMACIÓN:

PROGRAMA BANCO DE ALIMENTOS

Calle 53C # 31-121

Teléfonos: 31838668913 y 370 6585

Correos electrónicos:

mercadeosocial@pastoralsocialbaq.org

rebeca.badillo@pastoralsocialbaq.org

*Es un producto que no cumple con unos requisitos mínimos para venderlo al público (etiquetas o cajas dañadas), pero que puede ser consumido. Nota: Si quiere conocer más acerca de #HambreCero y las cifras sobre el hambre en el mundo, puede consultar http://www.fao.org/world-food-day/2017/theme/es/

Fuente: Nodo


0 vistas

DIRECCIÓN: Calle 19B # 32-87  / EMAIL: comunicaciones@abaco.org.co  /  

CELULAR: (+57) 313 245 7978 -Bogotá - Colombia

  • Facebook icono social
  • Twitter
  • Instagram
  • YouTube