• ABACO

Robo en la mesa del pobre


Cuando me acerqué a la organización de bancos de alimentos de Colombia, ABACO, yo también tenía la sensación que la Iglesia Católica no hacía bastante por los pobres del mundo, yo también aceptaba el lugar común, que es comparar los tesoros del Vaticano con la pobreza de los millones de hambrientos que pueblan nuestra tierra. Vender los tesoros vaticanos, aparte del daño cultural de perder un patrimonio de la humanidad, el fruto de la venta no resolvería la escasez de alimentos sino por pocos meses.

Entonces me documenté, me informé y resulta que la Iglesia Católica tiene millares de centros de salud, millares de institutos educativos, y estas maravillosas organizaciones que son los bancos de alimentos de las arquidiócesis, son un instrumento muy efectivo para combatir el hambre, que casi siempre no es un problema de comida sino de logística. Desde un 15% a un 30% de los alimentos en las economías emergentes es desperdiciado. Y mientras 1 de 4 personas en el mundo están subalimentadas, todos los años billones de kilos de alimentos se van a la basura. Esto equivale a ‘robarle’ comida a los pobres.

Los bancos de alimentos recogen los sobrantes de comida y los distribuyen a la gente que más los necesita. Los bancos reciben donaciones de alimentos que de otra manera serían desperdiciados, causando además un problema para el medio ambiente. Según la FAO, aunque el hambre sigue siendo uno de los desafíos más urgentes del desarrollo, el mundo produce alimentos más que suficientes, pero hasta un tercio de los alimentos se estropea o se desperdicia antes de ser consumido por las personas, lo que es un exceso en una época en la que casi mil millones de personas pasan hambre y además representa una pérdida de mano de obra, agua, energía, tierra y otros insumos utilizados en la producción de los alimentos desperdiciados.

‘Save Food’ es una iniciativa mundial sobre la reducción de las pérdidas y el desperdicio de alimentos cuyos pilares son: sensibilización, colaboración y coordinación de las iniciativas en el mundo, desarrollo de políticas, estrategias y programas, y apoyo a los programas y proyectos de inversión implementados por el sector público y privado.

En las primeras dos semanas de la guerra contra el hambre que declaramos desde este periódico, la respuesta de los cartageneros ha sido muy positiva y en menos de 10 días hemos recibido donaciones por más de 400 kilos de arroz, mercados variados y donaciones en efectivo, pero todo los que hacemos es poco, necesitamos la ayuda de todos los cartageneros.

¿Cómo es posible que en una ciudad tan bella como Cartagena, tan alabada en el mundo por su escena cultural y el turismo, que se ha disparado, haya gente que se esté muriendo de hambre? Estos números son una vergüenza para mí y para ustedes, así que a donar para ganar esta guerra contra el hambre.

Fuente: http://www.eluniversal.com.co/opinion/columna/robo-en-la-mesa-del-pobre-14856


3 vistas

DIRECCIÓN: Calle 19B # 32-87  / EMAIL: comunicaciones@abaco.org.co  /  

CELULAR: (+57) 313 245 7978 -Bogotá - Colombia

  • Facebook icono social
  • Twitter
  • Instagram
  • YouTube